ESCUCHAR

“En el futuro habrá, posiblemente, una profesión que se llamará oyente. A cambio de pago, el oyente escuchará a otro atendiendo a lo que dice. Acudiremos al oyente por que, aparte de él , apenas quedará nadie mas que nos escuche. Hoy perdemos cada vez más la capacidad de escuchar. Lo que hace difícil escuchar es sobre todo la creciente focalización en el ego, el progresivo narcisismo de la sociedad. Narciso no responde a la amorosa voz de la ninfa Eco, que en realidad sería la voz del otro. Así es como se degrada hasta convertirse en repetición de la voz propia.

Escuchar no es un acto pasivo. Se caracteriza por una actividad peculiar. Primero tengo que dar la bienvenida al otro, es decir, tengo que afirmar al otro su alteridad. Luego atiendo a lo que dice. Escuchar es un prestar, un dar, un don. Es lo único que le ayuda al otro a hablar. No sigue pasivamente el discurso del otro. En cierto sentido, la escucha antecede al habla. Escuchar es lo único que hace que el otro hable. Yo ya escucho antes de que el otro hable, o escucho para que el otro hable. La escucha invita al otro a hablar, liberándolo para su alteridad. el oyente es una caja de resonancia en la que el otro se libera hablando.

La actitud responsable del oyente hacia el otro se manifiesta como paciencia. La pasividad de la paciencia es la primera máxima de la escucha. El oyente se pone a merced del otro sin reservas. Quedar a merced es otra máxima de la ética de la escucha. Es lo único que impide que uno se complazca de  mismo.

Yo ya escucho antes de que el otro hable, o escucho para que el otro hable. La escucha invita al otro a hablar, liberándolo para su alteridad. 

En la comunicación analógica tenemos por lo general un destinatario concreto, un interlocutor personal. La comunicación digital, por el contrario, propicia una comunicación expansiva y despersonalizada que no precisa interlocutor personal, mirada ni voz. Por ejemplo, constantemente estamos enviando mensajes por Twitter. Pero no van dirigidos a una persona concreta. No se refieren a nadie en concreto. Los medios sociales nos fomentan forzosamente la cultura de la discusión. A menudo los manejan las pasiones. Las shitstorms o linchamientos digitales constituyen una avalancha descontrolada de pasiones que no configura ninguna esfera pública.”

Byung-Chukl Han “La expulsión de lo distinto”

Algunas Compañías, aún muy pocas, han decidido enfrentar el desafío que tiene el activar un “sistema nervioso” que les permita generar la Capacidad de  Escuchar desde la organización. Esto implica muchos más componentes culturales que tecnológicos.  Los aspectos blandos y difusos que una transformación o nuevo hábito despliega activa resistencias al interior de una Compañía que son mucho más tácticos que estratégicos. Debemos lidiar con un eventual agobio por el deber CAMBIAR o EVOLUCIONAR, mientras persisten la exigencias de performance comercial y operativo. Conscientes de esto iniciamos este camino por facilitar una nueva práctica enfocada en la captura de valor que nos entregan los medios sociales y abiertos como Nuevas Voces y como una fuente inagotable de feedback inteligencia.

Este es un compromiso raro y valioso, ya que la mayoría de las discusiones involucran la competencia por un espacio para hablar. La escucha activa es una disciplina difícil más no imposible. Requiere una intensa concentración y atención a todo lo que la persona está transmitiendo, tanto verbal como no verbalmente. Requiere que el oyente se vacíe de preocupaciones personales, distracciones y preconcepcionesHugh Mackay señala en el Buen Oyente que esto requiere coraje, generosidad y paciencia.

APROPIACION CRUZADA

Sin duda la innovación comparece a la hora de aplicar estas técnicas del mundo de la psicoterapia que es de uno a uno, a un proceso aumentadocolectivo, digital y global representado por las redes sociales. Esto implica una alta capacidad de cómputo que permita procesar este stream social buscando automatizar una cierta conciencia plena en el sentido de descubrir para amplificar las conversaciones que son relevantes para diseñar mejores experiencias, para conectar con las comunidades y territoriosdetectar eventos que puedan hacer peligrar la continuidad operacional descubrir patrones para anticipar tendencias. La Escucha Activa nos permite entrar de lleno en la comunicación con el Prosumer Social, superando el consumo y la experiencia para centranse en la búsqueda del sentido

Escuchar es un prestar, un dar, un don. Es lo único que le ayuda al otro a hablar..